Bienvenido a CuartodeBaño.com

Suspendidos

Los muebles de baño suspendidos o colgados representan una solución muy cómoda para poder amueblar el cuarto de baño, ya que al no tener contacto con el suelo permite una fácil limpieza del baño y además dan un aspecto más ligero al cuarto de baño.

Suelen presentar composiciones con dos cajones o puertas. La instalación de los muebles suspendidos es tan sencilla como colgar un cuadro. Disponen de piezas de anclaje que se cogen a la pared en la que posteriormente se cuelga el mueble y este queda fijo para que puedas hacer la vida diaria dentro del baño sin preocuparte en ningún caso porque este se pueda caer.

Comprar muebles de baño suspendidos online

Si quieres comprar un mueble de baño y te estas planteando la opción de comprar un mueble suspendido, de los que no se apoyan en el suelo, quedando completamente colgados de la pared, en cuartodebaño.com vas a encontrar la mayor variedad de opciones, tanto en las distintas medidas, acabados y estilos. La opción de los muebles de baño suspendidos ha llegado para quedarse, ya que son muchas sus virtudes

Muebles de baño suspendidos ventajas

La principal ventaja de los muebles de baño suspendidos es la facilidad de limpieza en el baño. Al no tocar el suelo es fácil barrer y fregar el suelo del baño, sin dañar las patas o el aglomerado del mueble de baño. Al estar suspendidos, ofrecen una sensación de ligereza y amplitud en el baño.
La instalación es muy sencilla. Todos los muebles van anclados a la pared para mayor seguridad, y en el caso de los muebles suspendidos no hay que colocar y nivelar las patas.
Los muebles suspendidos se pueden colocar a la altura que se desee, pudiendo adaptarlo para la mayor comodidad de los usuarios. Esta opción es especialmente útil cuando se opta por un mueble con lavabo sobre encimera , ya que es posible elegir a la altura a la que va a quedar el lavabo.

Muebles de baño suspendidos inconvenientes

No son muchos los problemas que presentan, pero hay un par de consideraciones que tendremos que tener en cuenta. Por lo general los muebles que no van a la pared suelen ser algo más pequeños que los que llevan patas. La composición más habitual tienen 50-60 cm de alto, mientras que en los muebles con patas suelen tener 70 - 75 cm.
En caso contar con una casa vieja, en la que no estemos muy seguros del estado de los paredes en las que vamos a colgar el mueble, quizás sea más prudente optar por un modelo con patas.
Hoy en día la mayoría de las colecciones de muebles de las mejores marcas de muebles de baño son modelos suspendidos, ya que casi el 80% de los compradores eligen esta opción

Artículos 1 a 8 de 143 en total

Página: 1

18